window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'GA_TRACKING_ID'); Esoterismo Ayuda Espiritual: ORACIÓN A SAN EXPEDITO – PROBLEMAS ECONÓMICOS DIFÍCILES | ESOTERISMO AYUDA ESPIRITUAL

sábado, 15 de abril de 2017

ORACIÓN A SAN EXPEDITO – PROBLEMAS ECONÓMICOS DIFÍCILES | ESOTERISMO AYUDA ESPIRITUAL



San Expedito, bendito protector, guerrero y mártir que ahora gozas del paraíso eterno, hoy me arrodillo ante ti para pedir tu asistencia, con gran fe, urgencia y fervor.

Pues no logro cubrir las necesidades básicas de la vida, y las preocupaciones por ello, no me permiten descansar ni un instante, sumergiéndome en un estado continuo de preocupación y depresión.

Poderoso San Expedito, me envuelven todo el tiempo, sentimientos de desesperación, sufrimiento, abatimiento y desconcierto, ya que he perdido el rumbo y no logro ver solución alguna a mis problemas económicos.

San Expedito bendito, tu que eres el santo patrón de las causas justas y urgentes, ayúdame a levantarme, a recuperar la fuerza y a volver al camino correcto.

Acudo a ti con profunda fe, a solicitarte que deposites en mi, el valor, la energía y la esperanza, y alivies las penas que la miseria ha causado en mi.

Para que con tu mediación, logre solucionar las angustiosas necesidades,  que los problemas económicos no me han dejado cubrir, así como a salir de la ruina en la que estoy sumergido.

Te ruego San Expedito, que con tu caridad me concedas la ayuda que tanto necesito, para ser por fin libre de las ataduras, que los problemas económicos, han hecho en mi mente, cuerpo y alma.

Ayúdame a utilizar mi coraje, a desarrollar mi fuerza y potenciar mi voluntad, para que la terrible situación por la que ahora estoy pasando, se resuelva pronto y todo quede en el recuerdo.

Que todo esto sea sólo una experiencia que tuve que pasar, para aprender, mejorar y crecer, y que solucionados los obstáculos, se abran para mi puertas a un futuro de éxito y prosperidad.

Glorioso San Expedito, escucha mi sincera súplica, pues se que siempre estas a mi lado escuchándome, confío en tu poder y clemencia, que harán que todo comience a mejorar desde éste momento.

Agradecido estoy contigo desde ahora, por escuchar mi súplica, y lo estaré siempre por tu divina inspiración y misericordia.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario