window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'GA_TRACKING_ID'); Esoterismo Ayuda Espiritual: ORACIÓN A LA VIRGEN DE GUADALUPE | ESOTERISMO AYUDA ESPIRITUAL

lunes, 11 de diciembre de 2017

ORACIÓN A LA VIRGEN DE GUADALUPE | ESOTERISMO AYUDA ESPIRITUAL


iOh Virgen Inmaculada! madre del hijo de Dios, que desde cualquier lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo, escucha las oraciones que con filial confianza te dirigimos, y preséntalas ante Dios nuestro Señor.

Madre de misericordia, maestra del sacrificio incondicional y silencioso,  a ti, que sales al encuentro presuroso de nosotros, te ofrecemos en este día todo nuestro ser y amor, nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras enfermedades y dolores, pues en cada situación de angustia o bienestar estas siempre en nuestra mente y corazón. 

Permite que la paz, la justicia y la prosperidad llegue a nuestros hogares, ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado, pues no hay nadie mejor que tú, bendita Virgen de Guadalupe, para entregar nuestras plegarias a nuestro santísimo creador. 

Deseamos en verdad recorrer contigo el camino de una plena fidelidad a Dios, y te pedimos que no sueltes jamás nuestras manos, para no perder nunca el rumbo para lograrlo, y así, al final del sendero terrenal, ser dignos de ascender contigo al lado de Dios. 

Santa y adorada Virgen de Guadalupe, te pedimos la oportunidad de ser perdonados, así como también tu intercesión ante nuestro divino Padre, para brindarnos una oportunidad mas de redención, pues estamos sinceramente arrepentidos de los errores cometidos a lo largo de nuestras vidas.

Abraza grandiosa Virgen de Guadalupe, a cada persona y ser vivo que hayamos causado daño, para que sane pronto su dolor o sufrimiento, e imploramos por tu perdón y el de Dios nuestro Señor, pues aunque lo hayamos hecho con la intención o sin ella, ahora nos arrepentimos honestamente y prometemos no causarlo de nuevo. 

Radiante y hermosa Virgen de Guadalupe, cobíjanos bajo tu manto protector, ayúdanos a rechazar las tentaciones y provocaciones, consuélanos en los momentos tristes y de enfermedad, abrázanos en la amargura y desesperación, y defiéndenos de los peligros y los enemigos. 


Amén. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario