viernes, 16 de marzo de 2018

ORACIÓN AL NIÑO JESÚS - PARA AYUDA ECONÓMICA URGENTE | ESOTERISMO AYUDA ESPIRITUAL


Oh amoroso y bendito niño Jesús!, príncipe de la paz en el cielo y la tierra, hoy me dirijo a ti con rebosante fe, a solicitar tus bondades y bendiciones.

Pues eres portador de infinitos favores y milagros, y tan solo con hablarte y nombrarte con humildad, nos muestras tu generosidad y misericordia, nos acoges en tus tiernos y amorosos brazos, para concedernos lo que necesitemos, y aliviar nuestras penas, desdichas y quebrantos. 

Hermoso niño Jesús, que nos acercas al Padre eterno, gracias por brindarnos tanto amor, gracias por haber venido a la tierra a salvarnos, gracias por bendecirnos con tu presencia, y traernos tu luz para alumbrar nuestra oscuridad.  

Te entrego mi vida y todas mis acciones, y te pido que seas mi escudo, mi guardián y mi compañía,  aleja de mi toda perturbación, así como también todo lo que me lastima y me impide ser feliz. 

Te ruego que me encuentres digno de recibir, la paz y estabilidad financiera que tanto necesito en mi vida, pido tu ayuda adorado niño Jesús, para salir de este tormento económico, por tu dulzura e infinita piedad y compasión.  

Dame tu auxilio niño santo, protégeme, ampárame y alivia las privaciones, deudas, y carencias que me rodean, aleja todo lo malo e injusto que me impide avanzar, permanece a mi lado, pues tu presencia me brinda seguridad. 

Te ruego bondadoso niño Jesús, que colmes mi vida y la de mis seres amados, de suerte y de tus bendiciones, permite que la prosperidad, fortuna y bienestar se abran paso hacia nuestros caminos, al igual que se abran las oportunidades que nos conduzcan al éxito, la abundancia y la solidez económica. 

Te lo pido niño divino, lleno de humildad y confianza, en que me dirigirás a un futuro lleno de alegrías, alejado de las angustias y penas que ahora me envuelven, y me mantienen en una profunda oscuridad y preocupación. 

Dulce y grandioso niño Jesús, confío en la grandeza de tu generoso corazón, que me alienta a continuar con tus enseñanzas y a imitar tus virtudes, en que darás pronta y favorable solución a mis peticiones.

Encuéntrame digno de tu perdón, por el daño que he causado, por mis equivocaciones y faltas, fortalece la humildad y fuerza de voluntad en mi, para tomar de ahora en adelante las decisiones correctas. 

Amén

1 comentario: