martes, 3 de marzo de 2020

ORACIÓN DEL JUSTO JUEZ PARA PROTEGER A LA FAMILIA  | ESOTERISMO AYUDA ESPIRITUAL


Divino y Justo Juez de vivos y muertos, eterno sol de justicia, encarnado en el casto vientre de la Virgen María, por la salud del linaje humano.

Justo Juez, creador del cielo y de la tierra, y muerto en la cruz por mi amor, tú que fuiste envuelto en un sudario y puesto en un sepulcro, del que resucitaste al tercer día vencedor de la muerte y del infierno.

Justo y Divino Juez, oye mis súplicas, atiende a mis ruegos,escucha mis peticiones y dales favorable despacho. 

Que tu voz imperiosa que serena las tempestades, sana a los enfermos y resucita a los muertos, como a Lázaro y al hijo de la viuda de Naim, nos serene cuando se necesario, reviva y refuerce nuestra fe, cuando el maligno nos ronde.

Que el imperio de tu voz que pone en fuga a los demonios, haciéndoles salir de los cuerpos de los poseídos, y ha dado vista a los ciegos, habla a los mudos, oído a los sordos y perdón a los pecadores, como a la Magdalena y al paralítico de la piscina, aleje de ésta familia el mal, y nos permita darnos cuenta de los malintencionados, para protegernos y defendernos.

Tú que abriste las cárceles a Pedro, y le sacaste de ellas sin ser visto por la guardia de Herodes, que salvaste a Dimas y perdonaste a la adúltera, te suplico, Justo Juez, nos libres de todos los grilletes, que nos impiden avanzar para trascender, así como de los enemigos visibles e invisibles, que pretendan separar a la familia y ponernos en contra unos de otros, además de robarnos la tranquilidad o dañarnos de cualquier forma.  

la Sábana Santa en que fuiste envuelto nos cubra, a (decimos los nombres completos de cada uno de los integrantes de la familia) tu sagrada sombra me esconda, el velo que cubrió tus ojos ciegue a los que me persiguen y a los que nos deseen mal, ojos tengan y no nos vean, pies tengan y no nos alcancen, manos tengan y no nos tienten, oídos tengan y no nos oigan, lengua tengan y no nos acusen, y sus labios enmudezcan en los tribunales cuando intenten perjudicarnos.

¡Oh, Jesucristo Justo y Divino Juez!, favorécenos en toda clase de angustias y aflicciones, lances y compromisos, y haz que al invocarte y aclamar al imperio de tu poderosa y santa voz llamándote en nuestro auxilio, las prisiones se abran, las cadenas y las ataduras se rompan, los muros y las rejas se quiebren, los cuchillos se doblen, y toda arma que sea en nuestra contra se embote e inutilice.

Ni los caballos nos alcancen, ni los espías nos miren, ni los enemigos nos encuentren, tu manto nos cubra, tu mano nos bendiga, tu poder nos oculte, tu cruz nos defienda y sea nuestro escudo en la vida y a la hora de nuestra muerte.

¡Oh, adorado Justo Juez, te suplicamos que nos cubras con el manto de la Santísima Trinidad, para que nos proteja de todos los peligros y glorifiquemos tu santo nombre, acompáñanos en nuestro viaje, líbranos de todo accidente y peligro y socórrenos en nuestras necesidades.

Te agradecemos hoy y siempre, por tus bendiciones, favores y muestras de tu incansable amor y perdón. 

Amén.

7 comentarios:

  1. Hermosa oración no la había escuchado nunca. Mil gracias que el señor dios todopoderoso te bendiga

    ResponderEliminar
  2. Gracias,gracias,gracias por compartir poderosa y hermoza oracion. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Roberto, este Ritual y la oración me erizan la piel al sentir su magnificencia

    ResponderEliminar
  4. Bonita y poderosa oración, gracias maestro

    ResponderEliminar
  5. Gracias por publicar estas oraciones que son de mucha ayuda para nosotros. Que Dios me los bendiga siempre.💕

    ResponderEliminar